Nosotros

Nosotros

 

Nuestra Historia

El Ballet Clásico Alina Abreu tiene sus orígenes en el año 1979, cuando Magaly Rodríguez, acompañada de sus hijas Alina Abreu y Alicia Abreu, empezaron a impartir clases en un espacio prestado del Colegio Montessori en el sector de Los Restauradores.En 1981, el padre de una de las ocho alumnas que asistían hasta el momento, les ofrece un espacio en su escuela de tae kwon do dos veces por semana, incrementando a 50 niñas. La escuela llevaba por nombre: Ballet Clásico Eladia Rodríguez, en honor a la fundado de la academia de Ballet Anna Pavlova. La profesora Alina Abreu había sido invitada al programa “El Gordo de la Semana” para hacer publicidad de la primera función de la academia. El presentador olvidó el nombre de la escuela y las introduce como Ballet Clásico Infantil. A partir de ese momento la institución adopta dicho nombre.Para 1985, el Ballet Clásico Infantil se traslada a un salón en la Gustavo Mejía Ricart, donde se impartían clases de lunes a viernes. Ya con 70 alumnas entre los dos y los 11 años la escuela impartía tres niveles distribuidos en tres horarios diferentes por dia.Desde 1982, Alina Abreu había esta haciendo estudios de perfeccionamiento docente en el Joffrey School en Nueva York. Tras su regreso en 1986, la academia alcanza reconocimiento participando como invitada en funciones específicas.En 1989, el espacio no era suficiente para la cantidad de alumnas por lo que es necesario conseguir un nuevo local. Para 1990, una casa ubicada en la calle Polibio Díaz del sector Evaristo morales alberga 450 alumnas, lo que obliga a construir un nuevo salón al año siguiente.El año 1991 marca un hito histórico para el Ballet Clásico Infantil con el montaje de la versión completa del ballet “El Lago de los Cisnes”, presentado en el Teatro Nacional. Para esta producción se invita al pais a la profesora Zenaida Terrero, quien colabora con la coreografía.Esta presentación tuvo tanto éxito que incremento la matricula de niñas en la academia. A partir de 1993, la oferta educativa de la escuela incluye la danza española como disciplina para niñas.En 1994, se gestiona la compra de un solar para construir una planta física más adecuada en el mismo sector de Evaristo Morales, pero se le niega la aprobación a los planos de la misma.En el año 1996 aparece la oportunidad de comprar un solar ubicado en la avenida Sarasota, en el sector de Bella Vista. Se hacen los arreglos de lugar y se comienza la construcción de la escuela, que originalmente tenía tres pisos, pero por un error en la lectura de los planos, a la edificación se le añadió un piso más, que es actualmente el salón de ensayos en la cuarta planta.Para septiembre del 1998 se inicia el año escolar en el nuevo edificio y la escuela cambia su nombre por el de Ballet Clásico Alina Abreu, Conservatorio de Danzas. A partir de este año se incluye el jazz a la oferta educativa.Para el funcionamiento del nuevo local se precisa de un equipo administrativo ya que la matricula se duplica y, en el año 2003 se habilita el solar contiguo a la escuela para que funcione como parqueo. Actualmente las disciplinas ofertadas se han extendido desde la gimnasia rítmica, danza para la tercera edad, la zumba, el yoga, la danza deportiva, entre otras.

Nuestro Objetivo

Formar bailarines de profesión, con completo conocimiento y dominio de las técnicas dancísticas, con grandes capacidades creativas, al igual que una formación en los valores que promueve la institución: solidaridad, respeto, disciplina, desarrollo estético. Organización de aptitudes intelectuales y habilidades perceptivas en íntima relación con las emociones. Con estos mismos valores formamos a los alumnos que solo quieren ejercitarse, que no llegaran a bailar profesionalmente, pero que disfrutan de la danza como alimento del espíritu y una forma de emprender el camino hacia la formación de mejores seres humanos, a través del maravilloso mundo del movimiento, la música, del tiempo y del espacio.

Misión

Mantener un espacio para la danza donde tanto el cuerpo como el alma de los bailarines se puedan desarrollar, convirtiéndose en profesionales o en seres humanos sensibles a las Bellas Artes.

Visión

Ser una institución especializada particularmente en niños y jóvenes que tengan futuro dentro de la carrera de la danza y aquellos que expresan su interés en la danza como ejercicio, apreciación de las Bellas Artes, para los que amen la danza o solo les guste bailar.

Valores

Calidad
Honestidad
Profesionalismo